Tiendas de ropa implementan nuevas medidas en vestidores para atender a clientes

224

En las ciudades donde el semáforo pasó a amarillo, las restricciones por el coronavirus se flexibilizan en diferentes ámbitos. Varios almacenes han decidido abrir sus puertas para volver a atender a sus clientes presencialmente, con las respectivas medidas de prevención para evitar nuevos contagios por coronavirus.

El COVID-19 ha cambiado nuestros hábitos y la forma como nos desenvolvíamos hasta antes de la pandemia, incluso al momento de comprar prendas de vestir. Las tiendas de ropa han debido diseñar protocolos para cuidar la salud de los usuarios y de sus trabajadores.

Camila Camacho, jefa de Marketing de Etafashion, señala que han implementado medidas “de limpieza, desinfección y seguridad” para que sus tiendas sean consideras seguras, entre las que están el uso obligatorio de mascarillas para clientes y colaboradores, la limpieza de calzado al ingreso de la tienda, toma de temperatura, limpieza y desinfección de los pisos, del dinero que se entregue en caja y más normas que se detallan en su sitio web.

Uno de los espacios de mayor cuidado son definitivamente los vestidores, es por eso que lo que en estos espacios se aplicarán medidas específicas para evitar que se conviertan en una zona de riesgo para los usuarios.

Estas son algunas de las medidas que en este sentido tomará Etafashion:

  • Una persona estará supervisando de forma permanente el buen uso de los vestidores.
  • Solamente podrá ingresar una persona a la vez.
  • Se habilitará solamente la mitad de vestidores: uno sí, uno no.
  • Existirá limpieza antes de que cada cliente ingrese y tras la salida del mismo.
  • La fila para ingresar a los vestidores se encuentra señalada con distancia de dos metros entre cada una de las personas.

Dado que no siempre los clientes llevan las prendas que se prueban, estás serán sometidas a un tratamiento especial antes de volver a estar disponibles.

“Al momento que un cliente se haya colocado o probado una prenda, la misma pasa a un proceso de aislamiento por el tiempo de 24 horas. De la misma forma, antes de regresar a la percha, se realiza un proceso de limpieza con vapor caliente y se la rocía con alcohol para desinfectar la misma”, señala Camacho.

En caso de que el cliente se llevó la prenda a su casa, pero desea regresarla a la tienda, puede hacerlo en un plazo de 30 días, siempre y cuando no se trate de ropa interior.

Normas similares se seguirán en De Prati, también con el objetivo de precautelar la seguridad del cliente en todo sentido. “Las medidas adquiridas permiten proteger desde la llegada del cliente, la disposición de mercadería, compra en caja, hasta la entrega del producto al cliente y su salida de la tienda”, señala Soledad Ponce, gerente senior de Marketing de De Prati.

Añade que al ingresar a las tiendas los clientes deberán portar mascarilllas y desinfectar sus manos y calzado. Además se les tomará la temperatura con un termómetro infrarrojo.

En el caso se De Prati han decidido mantener los vestidores cerrados, brindando a los clientes la opción de devolver o cambiar la prenda sin ningún costo. “Cuando la mercadería sea devuelta por nuestros clientes cumplirá una cuarentena de 48 horas y pasará por un proceso de desinfección”, indica Ponce.

Dentro de la tienda debe mantenerse una distancia física de dos metros, por ello se ha colocado señalización en las distintas áreas para facilitar así la movilización. Ponce manifiesta además que han invertido en capacitación y equipos de bioseguridad para su personal. (I)

 

Fuente: www.eluniverso.com

Link: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/05/26/nota/7851477/nuevas-medidas-vestidores-tiendas-ropa-ecuador