¿Terminó la luna de miel de México con Enrique Peña Nieto?

390

El presidente Enrique Peña Nieto entregó su primer informe de gobierno

El spot "Impulso", transmitido por televisión para anunciar el inicio del nuevo gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, sorprendió a muchos en su momento: dos jóvenes que brincaban de un edificio a otro mientras se escuchaba la frase que identificaría a la nueva administración: "Mover a México".

Pero nueve meses después, cuando se presenta el primer informe presidencial de gobierno, este lunes, muchos creen que el país no se ha movido.

La Secretaría de Hacienda reconoció que la economía crecerá menos de lo planeado; las reformas fiscal, energética y educativa anunciadas por Peña Nieto al asumir el poder no han logrado concretarse por el momento y la violencia por la guerra contra el narcotráfico repuntó en las últimas semanas.

Al mismo tiempo surgieron grupos de autodefensa en 15 de los 32 estados, mientras que miles de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen un virtual sitio en varias áreas de la capital mexicana.

De hecho, por las protestas se cambió la estrategia de la ceremonia por el primer informe de gobierno, que originalmente contemplaba un evento masivo en las instalaciones militares de Campo Marte. Ahora, en cambio, el presidente ofrecerá un mensaje ante unos cuantos invitados desde la residencia oficial de Los Pinos.

¿Momento México?

Al iniciar el nuevo gobierno se generó una amplia expectativa, sobre todo por una serie de reformas y programas que anunció Peña Nieto en su primer discurso.

El presidente, coincidieron especialistas, parecía vivir una especie de luna de miel con el país, algo que incluso algunos medios y calificadoras internacionales llamaron "el momento mexicano".

Pero eso parece que nunca existió, le dice a BBC Mundo Raúl Feliz, académico del Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE).

"El gobierno mexicano hizo una labor de colocar a México en las páginas de la prensa internacional y de cambiar el tema, del crimen, la sangre y la violencia a expectativas de una economía que supuestamente ya crecía mucho e iba crecer más", explica.

"En ese sentido fueron exitosos pero estaban hablando de una posibilidad, no de una realidad".

Los números

El desempeño de la economía es uno de los temas que más críticas han causado entre los especialistas, pues las expectativas eran muy altas.

El primer informe de gobierno de México se entregó por escrito entre protestas. Foto: Juan Omar Fierro

Al inicio del nuevo gobierno se esperaba que el Producto Interno Bruto (PIB) creciera 3,1%, pero la Secretaría de Hacienda dijo en julio que el aumento sería de 2,5% y luego ajustó de nuevo el dato a la baja en agosto, cuando reconoció que el crecimiento de la economía mexicana sería de sólo 1,8%.

De hecho el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI) informó que el PIB disminuyó en 0,74% en comparación con el primer trimestre del año.

Fue la primera vez desde la crisis financiera de 2009 que la economía registró una caída, reconoció el INEGI pero no fue el único dato negativo.

El mismo Instituto señaló que aumentó el desempleo al pasar de 5.02% en julio de 2012, a 5,12 en el mismo mes de este año.

Gasto público

El desempeño económico ha causado polémica. Algunos como el académico de la Universidad Panamericana Jonathan Heat aseguran que el país está al borde de una recesión.

Según Raúl Feliz el comportamiento del PIB es una tendencia que era previsible. "La economía venía en desaceleración desde mediados del año pasado, y dado lo que estaba pasando en el entorno internacional no iba a poder crecer al 4% que algunos auguraban", insiste.

Analistas han dicho que el problema se debe a que el gobierno sólo ha ejercido el 26% del presupuesto fiscal para 2012, algo fundamental en México pues una tercera parte del desempeño económico del país depende del gasto público.

Las críticas llegaron al Congreso. "Ninguna economía puede avanzar cuando todo lo tienen detenido", dijo el coordinador de los diputados del opositor Partido Acción Nacional (PAN), Luis Alberto Villarreal.

Pero el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dice que no es cierto. El 99% del dinero fiscal se ha gastado, insiste.

"No se ha ejecutado ningún recorte, estamos ejerciendo el presupuesto, estamos entregando a las dependencias conforme al calendario", dijo a senadores del PAN.

Violencia

La inseguridad es parte de la controversia. El presidente Peña Nieto dijo que este año se han capturado a 62 de los 121 criminales más buscados en el país.

Pero al mismo tiempo organizaciones civiles como Lantia Consultores indican que hay un repunte en los homicidios violentos. Según la consultora en los últimos meses se rompió la tendencia a la baja en el número de crímenes que se había registrado desde el año pasado.

Un sondeo de la empresa de opinión pública Buendía y Laredo, asegura que el 49% de los encuestados creen que la violencia relacionada con el tráfico de drogas ha empeorado.

En cambio, los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que la delincuencia está en descenso, aunque según Peña Nieto "son apenas los primeros resultados.

Más allá de esta polémica Peña Nieto aún es popular. La consultora Parametría indica que el presidente cuenta con un nivel de aprobación de 60%.

Son números que pueden cambiar, reconocen especialistas, pues a pesar de los conflictos de los primeros nueve meses de gobierno, muchos esperan que el país pueda mejorar