Se estima que en diez años empezará a sentirse escasez de agua en Cuenca

300

En Cuenca, en promedio, cada persona consume aproximadamente 250 litros de agua por día (l/d) según un estudio de la Comisión de Gestión Ambiental (CGA), del Municipio de Cuenca.

Esto es más del doble de la cantidad (100 l/d por habitante) que recomiendan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que promueven el cuidado de este elemento.

Este excesivo consumo genera preocupación, más aun cuando se prevé que en 2030 esta ciudad tendrá un déficit de este líquido vital de alrededor de 350 litros por segundo cada año.

Para atender esta problemática ayer la municipalidad firmó un convenio con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para ejecutar el proyecto Conservación de Fuentes de Agua para la Reducción de la Huella Hídrica.

La Huella Hídrica, cuya abreviatura es HH, es un indicador medioambiental que define el volumen total de agua utilizado para producir los bienes y servicios que habitualmente consume la población.

Actualmente Cuenca tiene una HH de 87.935.671 metros cúbicos (m³), lo que es suficiente para abastecer de agua potable por lo menos durante tres años a todas las familias de este cantón.

Nelida Cabrera, técnica de la CGA, confirmó que máximo en unos diez años más comenzará un fenómeno conocido como “estrés hídrico” por lo que se sentirá escasez de agua.

Actualmente el área de recarga hídrica para dotar a esta ciudad de agua es de aproximadamente 95.000 hectáreas (ha), del que el 60 % se encuentra bajo una estrategia de conservación.

De acuerdo con Cabrera, el proyecto con la CAF, que aporta con 150.100 dólares, permitirá establecer por qué hay uso exceso de agua, determinar las acciones para controlar esto y concienciar a la ciudadanía.

Bernardo Requena, representante de la CAF en Ecuador, refirió que este acuerdo busca cumplir el ciclo del agua, es decir, conservación de ríos y cuencas; gestión de la demanda y prevención de la contaminación.

A decir de Requena, especialmente, en los sectores rurales está un 77 % de lo que denomina como huella hídrica gris. En estas zonas vive el 36 % de toda la población de este cantón.

La huella hídrica gris es un indicador de contaminación, y se cuantifica como el volumen de agua necesaria para diluir la carga contaminante hasta el punto en que la calidad de agua se mantenga por encima de la normativa local.

Uno de los objetivos del convenio con la CAF es desarrollar un conjunto de proyectos para la preservación de las fuentes de agua y para el establecimiento de incentivos para quienes aporten a esta iniciativa. (CSM)-(I)

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, señaló que esperan el aval soberano del Gobierno Nacional para firmar un acuerdo con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para la ejecución de obras en los barrios.

Confirmó que para el proyecto de Conservación de Fuentes de Agua para la Reducción de la Huella Hídrica la CAF ha destinado un aporte no reembolsable de 150.100 dólares.

Recordó que uno de los principales ejes de esta administración municipal y que se promocionó en la campaña electoral se denomina Cuenca Amigable con el Medio Ambiente, que comprende el manejo integral del agua.

Uno de los propósitos es consolidar un diagnóstico sobre la gestión hídrica en esta ciudad, que incluya información estadística. (I)

APOYO
En 2016 la Comisión de Gestión Ambiental (CGA), del Municipio de Cuenca, evaluó la Huella de Carbono en esta ciudad.

 

Fuente: https://ww2.elmercurio.com.ec/