Querer, Amar Reflexion

748

Tú me quieres ?
¿Tú me amas ?
Porque yo sÍ te quiero, yo sí te amo.

Querer es sentir ese deseo de darte un abrazo, un beso en la mejilla, una caricia que puede ser tan sólo tocarte el hombro, tocarte la cabeza, apretarte la nariz delicadamente.

Amar, lleva consigo un sacrificio, dejar algo de ti, de tu vida.

 

Si por ejemplo tienes un hermano o un familiar, imagínatelo con un problema de salud, pierde la vista, no les sirven los riñoñes y necesita un trasplante, ¿ serías capaz de darle uno de tus ojos, uno de tus riñones y así darle vida darle luz? Entonces tu lo amas.

Si otro familiar tuyo le surge una deuda, y tú tienes el dinero que él necesita, ese dinero que tú tenías destinado para comprarte tu coche, tu computadora, para pagar la entrada para ir a ver a tu artista favorito, pero si tu familiar no paga su deuda lo meterán a la cárcel, perderá su casa, ¿serías capaz tú de darle ese dinero que tanto trabajo te ha costado conseguir?
Si se lo das entonces es también porque lo amas.

Amar lleva consigo un sacrificio. Pero así como se lo puedes demostrar a un familiar, ¿serías capaz de hacerlo por un extraño, por alguien a quien nunca has visto?

Sería difícil. Pero no imposible.

 

Y hubo alguien que fue capaz de hacerlo, e incluso fue mas allá, dio su vida por nosotros, y se llama Jesucristo. Y su amor fue tan increíble, y su obra tan extraordinaria, que dificilmente podremos parecernos a él.

Pero su amor puro, que es la caridad, la podremos intentar hacer, y verán como sus corazones perderán eso que todos tenemos y es algo de egoísmo. Y verán como Dios siempre nos da la oportunidad para poder demostrar ese amor por los demás.

Quiere y ama a tu familia.
Quiere y ama a tus amigos, intenta querer y amar a tus vecinos.
Intenta querer y amar.
Verás como te llenarás de bendiciones.