Por qué algunas personas comen y beben colágeno (y cuán cierto es que te hace parecer más joven)

0
88

En una época estaban muy de moda las inyecciones de colágeno para rellenar los labios y alisar las arrugas del rostro.

Más tarde, la industria cosmética descubrió una manera menos dolorosa de suministrar esta sustancia.

Colágeno en polvo, barras energéticas, chocolates, y en cápsulas bebibles o masticables son algunos de los productos que aseguran aumentar los niveles de colágeno en tu cuerpo para evitar que se manifiesten en tu piel los síntomas del envejecimiento.

¿Pero qué es el colágeno? ¿Y es cierto que comerlo o beberlo hará que tu piel luzca joven por más tiempo?

Colágeno en el café
El colágeno es una suerte de “pegamento” que mantiene unido a tu cuerpo.

Tenemos muchos tipos de colágeno, pero la mayoría es de Tipo-I, que es la la principal proteína estructural de la piel.

Este tipo de colágeno es el que le da forma y tensión a la piel. Sin embargo, alrededor de los 25 años, el colágeno tipo-I se empieza a descomponer más rápidamente de lo que nuestro cuerpo puede reemplazarlo.

Aproximadamente a esta edad, la piel empieza a perder su grosor y tensión a razón de 1,5% por año, según le explica a la BBC la dermatóloga Anjali Mahto, la autora del libro “La biblia del cuidado de la piel”.

El colágeno es desde hace tiempo un ingrediente popular en las cremas para la piel, pero la pregunta es si realmente esta proteína puede penetrar la capa externa de la piel.

Las inyecciones de colágeno, tan de moda en el pasado, ya no son tan populares debido que sus efectos no duran tanto como otros productos alternativos, y porque han sido vinculadas a complicaciones como reacciones alérgicas.

Un número cada vez mayor de productos comestibles que contienen colágeno han comenzado a aparecer en los escaparates.

Estos suelen contener también saborizantes y endulzantes para hacerlos más apetecibles.

Pero también se puede obtener polvo de colágeno sin sabor para añadirlo en jugos, batidos, sopas e incluso en el café.

Variedades
Hay dos tipos de colágeno que se utilizan en los productos comestibles: elintegral y el hidrolizado.

El integral se descompone en péptidos (aminoácidos, los bloques a partir de los cuales construimos las proteínas) durante la digestión “como cualquier otra proteína”, explica la nutricionista Sophie Medlin.

Se cree que estos péptidos llegan a la dermis (la capa interna de la piel, que contiene vasos sanguíneos, nervios y folículos pilosos), y reemplazan o completan los niveles de colágeno.

El colágeno hidrolizado ya está descompuesto en péptidos antes de su consumo.

Una de las teorías es que esto engaña a tu cerebro y le hace pensar que tu colágeno ha sufrido daños y por eso estimula al cuerpo a producir más.

El colágeno se encuentra (y por eso se deriva de allí) en animales como vacas, cerdos, peces y mariscos.

Los productos que contienen colágeno no son vegetarianos y por ello no so adecuados para las personas que siguen ese tipo de dieta.

¿Funciona realmente?
Algunos estudios señalan que comer colágeno hidrolizado es efectivo en cuanto a mejorar los síntomas del envejecimiento en la piel, al estimular la producción de colágeno, mejorar la elasticidad de la piel y aumentar la hidratación y la densidad de colágeno en la piel.

Algunas personas que han consumido colágeno, no obstante, dicen que es difícil decir si realmente funciona.

También hay dudas sobre si el colágeno puede sobrevivir al proceso de digestión.

“Estos argumentos hay que tomarlos con pinzas”, dice Matho.

“La evidencia sobre la efectividad de comer colágeno en la piel humana fuera de las condiciones de laboratorio es escasa, y hay pocas pruebas sólidas de que sobreviva a la digestión, llegue a la corriente sanguínea y luego a piel”.

“La mayoría de los estudios con humanos han sido llevados a cabo por la gente que vende estos productos, por lo tanto pueden ser tendenciosos”.

Mientras que hay investigaciones que indican que los suplementos de colágeno pueden ser beneficiosos para la piel, se necesitan más estudios para llegar a una respuesta definitiva.

Matho no cree que estos suplementos de colágeno puedan ser dañinos, sobre todo en las dosis disponibles.

Algunos nutricionistas, sin embargo, creen en los beneficios para la piel que pueden aportar los suplementos de colágeno.

“Normalmente, como nutricionista, yo recomendaría primero alimentos antes que suplementos, pero el colágeno es una excepción porque la mayoría de estudios que hablan de sus beneficios han sido hechos con suplementos y no con comida”, dice la nutricionista Fiona Hunter.

Los suplementos, añade, pueden “aportar colágeno en una forma que al cuerpo le resulta más fácil de absorber”.

Si bien un estilo de vida saludable no puede evitar la pérdida de colágeno, las prácticas poco saludables son factores probados de envejecimiento prematuro de la piel.

Matho recomienda seguir una dieta variada y balanceada, con una cantidad limitada de azúcar, que ha sido vinculada al envejecimiento prematuro de la piel.

También recomienda hacer ejercicio regularmente, utilizar protector solar y no fumar.

“No hay algo así como un superalimento para la piel, el envejecimiento es un proceso que dura toda la vida y tus esfuerzos por estar sano, por dentro y por fuera, también deberían serlo “, dice.

Fuente: ww.bbc.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here