Panamá acusa a consorcio de paralizar obras de ampliación del Canal

393

Las autoridades panameñas culpan al consorcio europeo de los sobrecostos de la obra.

Las obras en un proyecto para ampliar el Canal de Panamá, una de las rutas de navegación más importantes del mundo, fueron suspendidas el miércoles a raíz de una disputa sobre el aumento de los costos, informaron autoridades panameñas, aunque el consorcio a cargo lo negó.

El administrador del Canal, Jorge Quijano, anunció que el consorcio multinacional dio instrucciones a sus empleados y contratistas para paralizar por completo el proyecto. "Hoy ejecutaron su amenaza", declaró en una rueda de prensa en Ciudad de Panamá.

Sin embargo, una fuente anónima de la empresa española Sacyr Vallehermoso fue citada por la agencia AFP en el sentido de que "las obras continúan y las negociaciones siguen abiertas".

Previamente, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) rompió las negociaciones con el Grupo Unidos por el Canal, SA (GUPC) que lleva a cabo el trabajo, encabezado por Sacyr, que exige el pago de un sobrecosto de US$1.600 millones.

El Canal de Panamá celebra este año su centenario.

clic Lea también: Las megainversiones que dependen del Canal

Quijano dijo que la paralización de las labores dará a las autoridades tiempo para analizar cómo proceder en cuanto al proyecto.

Aseguró que las autoridades "no se dejarán chantajear", aunque no descartó que aún se pueda alcanzar un acuerdo. "A partir de ahora se inicia un cuidadoso proceso de toma de decisiones", afirmó.

La ACP acusó al consorcio de inflexibilidad en las negociaciones, según informa la agencia Reuters, aunque confía en que las obras puedan ser terminadas en 2015, tal como está programado.

Reacciones en Europa

Las obras han quedado paralizadas a causa de un sobrecosto de US$1.600 millones.

Entretanto, el ministro de Economía de España dijo que su gobierno tratará de reducir el impacto en las cuentas estatales de la eventual ruptura de las negociaciones del consorcio encabezado por Sacyr y las autoridades panameñas.

"El gobierno lo que va a intentar es minimizar el impacto que las fianzas y los avales otorgados a través del Cesce (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación) puedan tener para el Tesoro y el Estado español", expresó el ministro Luis de Guindos en una conferencia de prensa en Madrid.

La firma constructora italiana Impreglio también forma parte del consorcio, así como la panameña Constructora Urbana, S. A. (CUSA) y la belga Jan De Nul.

El comisario de Industria y Emprendimiento de la Comisión Europea, Antonio Tajani, dijo que la noticia de la paralización fue "inesperada".

Ambas partes se culpan mutuamente del sobrecosto. Según Quijano, "la distancia entre las partes se mantuvo demasiado grande principalmente porque las pretensiones de GUPC atentaban contra Panamá y el Canal".

Por su parte, el consorcio afirma en un comunicado que 10.000 empleos están en riesgo y que "sin una solución inmediata, ACP y el Canal de Panamá enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado al proyecto al borde del fracaso".

El plazo para llegar a un acuerdo se cumplió en la medianoche del martes.