Nunca es tarde para aprender

475

Algunas veces por desconocimiento hacemos mucho daño a las personas que amamos, pensamos que si las protegemos, las ayudamos;
Sin intención impedimos su crecimiento, sin mala voluntad no les permitimos hacerse adultos útiles, capaces de afrontar por si mismos las cosas más elementales de la vida, y es así como llega la gente a grande dependiendo siempre de los demás, incluso para lo que es su deber hacer por si mismo..

Anular la capacidad del ser humano hasta hacerlo un "bueno para nada" es una estrategia que usan con frecuencia los tiranos y dictadores para dominar a la población, para que el pueblo no sepa valerse por si mismo y considere al tirano o dictador un ser indispensable para su subsistencia.
Pero también es un error que cometemos los seres humanos comunes y corrientes cuando de proteger a nuestros seres queridos (adultos o niños) se trata…Craso error cuya consecuencia nefasta es hacer de personas que no tienen impedimento alguno para salir adelante y desenvolverse por si mismas, personas débiles, atenidas e inútiles, que se desmoronan ante cualquier tropiezo por pequeño que éste sea..!
¡De muy poco sirven las lecciones de la vida, si no nos enseñan a valernos por nosotros mismos y a ser fuertes en nuestro interior para afrontar las dificultades y no derrumbarnos!
¡Si regalamos peces no educamos, tampoco ayudamos, al contrario, anulamos a la persona y sus capacidades!
Educamos y ayudamos solo cuando enseñamos a pescar!
¡Nunca es tarde para aprender!