Irregularidades por edificio judicial

252

Examen corresponde a contrato por edificio de la Unidad Judicial de Azogues, ubicado en el centro urbano.

Un informe de la Contraloría General del Estado (CGE), revela que 291.288, 69 dólares están injustificados por el contrato de remodelación del edificio de la Unidad Judicial de Azogues. Ese informe emitido en días atrás, analiza también los procesos e intervenciones de otras unidades judiciales del país.

Dicho contrato fue suscrito el 26 de octubre de 2012 por 3.142.072, 58 dólares, con un plazo de ejecución de 120 días, a partir de la entrega del anticipo (50% del total), que fue cancelado el 23 de enero de 2013.

El informe detalla dos situaciones que llaman la atención de la CGE; la primera, que se cancelaron planillas de avance de obra con precios unitarios diferentes a los propuestos en la oferta del contratista; y la segunda, que rubros instalados en obra no cumplen con las especificaciones técnicas contractuales.

Detalles

En lo que respecta a la cancelación de planillas, se menciona que desde la planilla 1 hasta la 8 (períodos comprendidos desde el 25 de enero al 22 de septiembre de 2013), se evidenció diferencias entre los precios unitarios aplicados en las planillas y los establecidos en la tabla de cantidades y precios de la oferta, esto por 47.223, 82 dólares (pago adicional e injustificado).

La CGE recomienda al Consejo de la Judicatura (CJ), “dispondrá al Director General, al Coordinador Estratégico del Proyecto de Infraestructura Civil o a quien tenga a cargo estas funciones, a los administradores de contratos y a los fiscalizadores de los proyectos, requerir de quienes preparan y suscriben las planillas, una constancia de que los trabajos planillados corresponden a lo efectivamente ejecutado y acorde a los requerimientos contractuales”.

Además, “absteniéndose de pagos anticipados por rubros inconclusos, compensaciones o precios que no son los estipulados en el contrato, sin que previamente se cuente con el instrumento legal que corresponde”.

Sobre los rubros instalados que no cumplen con las especificaciones técnicas contractuales, se manifiesta que el administrador y fiscalizador de la obra, no velaron por el cumplimiento de las especificaciones técnicas del contrato; y el contratista, no instaló los rubros “piel de vidrio de 6mm incluye accesorios de montaje” y “ascensor capacidad para 8 personas”.

Se dice “que el material y equipos instalados no cumplieron con las condiciones de seguridad y capacidad, lo que ocasionó el pago de 244.064, 87 dólares (no guardan relación con las especificaciones técnicas y demás compromisos contractuales).

Se recomienda al CJ que, de igual manera a los profesionales citados en el primer caso, se realice la supervisión de los trabajos ejecutados en obra, respaldados en un control de calidad y ensayos de laboratorio a los materiales y rubros colocados en obra, presentes en cada planilla e informes de fiscalización. (BPR)-(I)

EN DETALLE

En el 2014 se inauguró el edificio, con la presencia de Gustavo Jalkh, en ese entonces presidente del CJ.

VINCULADA

Preocupación en asambleísta

Al conocer del tema, Homero Castanier, asambleísta por el Cañar, comentó que preocupan las conclusiones y recomendaciones del informe de la CGE sobre un contrato “que no ha sido ejecutado de manera correcta, y no ha sido recibido de manera correcta por el CJ”.

Castanier indicó que son “casi 300.000 dólares” de un pago en exceso que se ha realizado por el CJ. “Se deben determinar los responsables no solo de la parte administrativa, sino también, si existe el caso, de la parte penal”.

Manifestó que hay que señalar, quienes dispusieron esos pagos en su tiempo, “pues estamos hablando de un contrato que se ejecutó hace aproximadamente seis años atrás. Estaremos vigilantes sobre las acciones que tome el CJ”.

 

Fuente: https://ww2.elmercurio.com.ec