Guerra comercial EE.UU.-China: qué significa que Washington haya sacado a Pekín de la lista de “países manipuladores de divisas”

150

Estados Unidos ha dado un paso fundamental para alcanzar un acuerdo con China que ponga fin a la guerra comercial entre los dos países, iniciada con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Washington anunció que sacará al gigante asiático de la lista de países manipuladores de divisas.

EE.UU. explicó que había realizado este cambio después de que China acordara abstenerse de devaluar su moneda para así abaratar sus productos para compradores extranjeros.

Esta semana se espera que Washington y Pekín firmen la “fase uno” de un acuerdo con el que se quieren poner fin a la guerra aranceles entre ambos países.

“China se ha comprometido a abstenerse de la depreciación competitiva (de divisas) y a promover la transparencia de sus cuentas”, declaró Steven Mnuchin, secretario del Departamento del Tesoro de EE.UU.

“En este contexto, el Departamento del Tesoro ha determinado que China no debe ser catalogada como manipulador de divisas”, agregó Mnuchin.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha acusado de forma repetida a China de depreciar su moneda, el yuan, para abaratar sus productos y hacerlos más atractivos para la exportación.

De hecho, el yuan registró en agosto su valor más bajo desde 2008.

Los analistas consideraron entonces que el anuncio de Trump de que su país iba a aumentar un 10% los aranceles a los productos importados desde China a partir de septiembre era un golpe de efecto.

Pero este lunes, EE.UU. destacó que el valor del yuan había subido desde entonces.

¿Qué significa que China abandone esta lista?

Se espera que la primera fase del acuerdo para terminar con la guerra comercial se firme el próximo miércoles.

Con la firma de este compromiso, se resolvería uno de los principales escollos en las negociaciones entre China y Estados Unidos.

La guerra comercial ha influido de forma negativa en la economía global, que en 2019 registró el crecimiento más débil en una década.

Aunque se resuelva este asunto, quedan algunos obstáculos para la consecución de un acuerdo total entre las dos economías más grandes del mundo.

Entre ellos, la acusación de EE.UU a China del robo de propiedad intelectual de empresas estadounidenses, forzándolas a transferir tecnología a China.

¿Qué implicaciones tenía para China estar incluida en esa lista?

Estados Unidos calificó a China como manipulador de divisas de forma oficial el pasado mes de agosto, cuando las relaciones entre Pekín y Washington atravesaban su peor momento.

Para EE.UU, manipular divisas implica que los países influyen deliberadamente en el tipo de cambio entre su moneda y el dólar para obtener una “ventaja competitiva injusta en el comercio internacional”.

Cuando un país recibe la categoría de manipulador de divisas se considera que “incurre en prácticas desleales”. De esta forma, el Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza “una vigilancia adicional y rigurosa de la economía china y de su gestión del tipo de cambio”.

Sin embargo, el FMI no detectó irregularidades o manipulación en caída del valor del yuan entonces.

¿Qué implica tener una moneda depreciada?

China siempre ha negado que deprecie su moneda como ventaja competitiva, alegando que lo que trata de hacer es mantenerla estable.

Hace unos meses China culpaba la debilidad de su moneda a la situación del mercado global, apuntando a una preocupación de los inversores ante los efectos de la guerra comercial.

Un yuan más débil significa que una cantidad sustancial de los bienes y servicios que exporta China son más baratos y pueden abaratarse aún más, lo que aumenta la competitividad de los productos que fabrica.

EE.UU encareció los productos chinos con la subida de aranceles y China los abarató con la depreciación de la moneda.

El día que EE.UU. anunció que incluiría a China en la lista de manipulador de divisas, los índices de Wall Street registraron su peor día hasta ese momento en 2019.

Fuente: www.bbc.com