Fuego segó 5 vidas

624

La vivienda de los niños y su madre quedó destruida. Se investiga si el fuego fue provocado. Fotos: Joffre Flores/ ÚN.

Un incendio en Guayaquil apagó la vida de los menores. Su madre permanecía hasta ayer hospitalizada. La Policía detuvo al presunto autor del siniestro.

Las vidas de cinco pequeños se perdieron tras el incendio que la madrugada de ayer consumió el interior de una vivienda de cemento de dos plantas, ubicada en la ciudadela La Floresta 2, en el sur de Guayaquil.

En el siniestro también resultó con heridas por quemadura y asfixia la madre de los pequeños, Karen Flores, de 32 años. Esta se mantenía en estado crítico en el Hospital del Seguro Social Teodoro Maldonado Carbo, en el sur.

Según los vecinos, el fuego empezó aproximadamente a las 03:30 de ayer en el interior de la vivienda, ubicada en medio de un callejón. Una hora después arribaron los bomberos, pero para entonces el vecindario ya había logrado sofocar las llamas.

Cuando los bomberos llegaron se hallaron con los pequeños cuerpos aferrados a su madre, en una pequeña habitación sin ventilación. El informe forense preliminar determinó que los niños, de entre 3 y 14 años, fallecieron por asfixia causada por la inhalación de los gases generados por las llamas.

Las víctimas, dos niños y tres niñas, permanecieron en la morgue hasta el mediodía. Su familia planificó su velatorio en la iglesia San Eduardo, de la ciudadela donde habitaban. La Fiscalía inició una investigación bajo la presunción de que el fuego habría sido provocado.

Familiares señalaron a Gabriel M. de 35 años, conviviente de la madre de los pequeños, como presunto autor del incendio.

Según su versión en la Fiscalía, lo vieron discutir con la progenitora horas antes. El fiscal Santiago Rivadeneira solicitó su prisión preventiva.