El inusual alegato de Obama contra la decisión de Donald Trump de suprimir el programa DACA

472

El expresidente estadounidense Barack Obama rompió el silencio que lo acompaña desde que dejó la Casa Blanca con un inusual alegato en su cuenta de Facebook.
El anuncio del gobierno de Donald Trump de que pondrá fin al conocido como programa DACA, que permitió hasta la fecha residir en EE.UU. a los inmigrantes a los que sus padres introdujeron ilegalmente en el país siendo niños, empujó a Obama a volver a intervenir en el debate público.

La anunciada supresión del programa DACA, (Deferral Action for Childhood Arrivals) causó una gran polémica en Estados Unidos, porque podría obligar a deportar a muchos jóvenes, los conocidos como “dreamers”, que no conocen otro país.
En su largo mensaje, el expresidente critica la decisión de Donald Trump: “Apuntar a esta gente esta mal, porque ellos no hicieron nada malo”.
Para el político demócrata, la expulsión de estos miles de jóvenes, lejos de ser una obligación legal, “es una decisión política y una cuestión moral”.

El fiscal general, Jeff Sessions, fue quien hizo pública la decisión de terminar con DACA.
El Ejecutivo estadounidense le dio al legislativo seis meses de plazo para que alumbre una solución al problema al que se enfrentan los “dreamers”.
Obama no menciona explícitamente en su mensaje a Donald Trump, pero le reprocha que haya “desplazado su responsabilidad sobre todos esos jóvenes al Congreso”.
Tarea del Congreso
Para Obama, toda esta larga batalla política se resume en realidad en un asunto de “decencia básica”.
En su afán de persuadir al público estadounidense y a los congresistas de que habrán de resolver este asunto, el expresidente recordó el importante papel que juegan en la sociedad los “dreamers”.
“Es gente que quiere empezar nuevos negocios, trabajar en nuestros laboratorios, servir en nuestras fuerzas armadas y contribuir en muchas formas al país que amamos”, afirma el comunicado de Obama.
El asunto de los “dreamers” es uno de los más sensibles para Obama, que hizo de la regularización de los inmigrantes que llevaban ya años asentados en el país una de las apuestas prioritarias de su mandato.

El mensaje en Facebook del expresidente revela que DACA es para él parte prioritaria de su legado.

Igual que la reforma sanitaria conocida como Obamacare, que el gobierno de Trump también quiere eliminar.
En parte por la oposición de los republicanos en el Congreso, Obama no pudo cumplir todas sus promesas ni tampoco las expectativas que su elección creó en muchos de los indocumentados.
No le resultó fácil al exmandatario poner en pie el sistema DACA.
Como él mismo explicó en su muro de Facebook, pasó varios años intentando lograr los apoyos en las cámaras para sacar adelante una ley que amparara a los “dreamers”.
La imposibilidad de lograrlo acabó obligando a Obama a recurrir a sus poderes presidenciales y buscar la fórmula de una orden ejecutiva en 2012.

La ciudad de Nueva York fue hoy el escenario de protestas contra la decisión de Trump.
Él mismo concibió aquello como una solución temporal. Pero el tiempo pasó y la ley que reclamaba el presidente nunca llegó.
Lo que sí llegó fue la decisión de su sucesor de desmontarla.
Una medida contra la que Obama alzó hoy la voz. Un intento de salvar lo que considera parte fundamental de su legado.