El coronavirus pone en jaque a las finanzas ecuatorianas?

195

A menos de un año para las elecciones presidenciales, la economía ecuatoriana parece haber entrado en barrena y se ve lastrada por las consecuencia de un coronavirus que merma sus exportaciones y ha tirado abajo el precio del petróleo, su principal industria.

La situación, reconoció este martes el presidente Lenín Moreno, es “bastante difícil”, y no es que Ecuador necesitara del coronavirus para darse cuenta de que la caja pública se va quedando vacía y que se requieren medidas urgentes.

Los ingresos del Estado ya eran limitados en 2019, el déficit creciente y la imposibilidad de imponer recortes al subsidio de las gasolinas tras las violentas protestas de octubre mostraron el talón de Aquiles de un país que ya no es que no acaba de levantar cabeza, sino que más bien se hunde poco a poco.

LA SOMBRA DE LA DEUDA

Ya entonces se tenía en cuenta que la deuda adquirida empezaría a ser asfixiante en 2022, cuando el Estado tenga que comenzar a devolver 17.375 millones de dólares por vencimiento de bonos que emitió desde 2014.

Se trata de una suma a devolver hasta 2030 pero que le será difícil de conseguir mediante la emisión de nueva deuda porque la confianza en la economía ecuatoriana se diluye frente a la falta de un horizonte de crecimiento.

Hace menos de un mes Moodys rebajó la calificación de Ecuador consciente de que las reformas que le exigen al país los organismos internacionales -que en 2019 le concedieron una línea de crédito por más de 10.400 millones de dólares- no van a ser cumplidas, mucho menos en un año electoral.

EL CAMARÓN SE QUEDA EN CASA

A ello se ha sumado el “efecto coronavirus”, con severos impactos en las exportaciones de productos premium -como el camarón o el banano- a países cruciales para Ecuador.

“Este tipo de epidemias no traen únicamente consecuencias en la salud de los ciudadanos, traen consecuencias económicas principalmente cuando se origina en un país con el cual hemos tenido un intercambio comercial tan fluido de importaciones y exportaciones como lo es China”, explicó Moreno este martes en un encuentro con organizaciones y grupos sociales a los que quiso explicar la situación y pedir su apoyo para un paquete de reformas.

En 2019, el sector camaronero generó 3.890 millones de dólares en exportaciones, de los que el 54 por ciento tuvieron a China como destino, y otro 9 por ciento a Francia e Italia.

“La llegada del coronavirus y la caída del precio del petróleo nos obliga a tomar medidas por la salud del país”, apuntó Moreno por redes sociales, como adelanto de un paquete que se espera sea anunciado en las próximas horas.

LA CAÍDA DEL PETROLEO ASFIXIA

Una reunión que ha convocado porque considera necesario dejar sentada un política que mejore la focalización del subsidio a la gasolina -que asciende a 1.400 millones de dólares anuales- y poder buscar vías de financiación que contrarresten la pérdida progresiva de ingresos.

La pérdida se hace más acuciante tras la caída esta semana de los precios del petróleo, garante del ingreso de moneda extranjera en una economía dolarizada desde 2000.

Para hacerse una idea de esta caída libre, el riesgo país de Ecuador se disparó al cierre de este “lunes negro” hasta 2.792 puntos, 811 más que el viernes anterior.

Ello porque el precio del barril bajó hasta la mitad de lo que el Gobierno había tenido en cuenta en su presupuesto para 2020.

Con esos datos, emitir deuda en los mercados no es solo prohibitivo, sino que podría generar mayor desconfianza.

LA “REMESA” DE MARZO RETRASADA

Moreno también mencionó este martes que había hablado con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que estos le habían expresado su apoyo al plan de estabilización y reformas emprendidas, que sin embargo no parecen traducirse por ahora en la entrega de la “remesa” prometida para marzo, de unos 348 millones de dólares.

Fuentes de esa entidad confirmaron a Efe que “un equipo técnico del FMI dirigido por Anna Ivanova visitó Quito del 11 al 20 de febrero para evaluar los desarrollos económicos recientes y los planes de política económica de las autoridades ecuatorianas” y que el equipo trabaja ahora “en estrecha colaboración con las autoridades para internalizar estos desarrollos y planes de políticas”.

“Nuestra prioridad, y la meta del Gobierno, es asegurar que Ecuador continúe adoptando políticas económicas que aborden las vulnerabilidades del país, fomenten un crecimiento fuerte e inclusivo y, en última instancia, mejoren la vida de todos los ecuatorianos”, indicó un portavoz de la entidad en Washington.

MENOS CONFIANZA QUE EN ARGENTINA

Pero el aún inflado gasto público y la falta de reformas estructurales, sumado a los temores que el coronavirus ha implantado en la economía mundial, han disparado las alarmas y provocado que el riesgo país de Ecuador superase incluso al de Argentina.

Ante las nefastas perspectivas, los principales economistas han vuelto a exhortar al ahorro, a desinflar la maquinaria estatal e incluso a subir impuestos, si bien habrá que ver los riesgos que quiere asumir el presidente.

El director del Observatorio de Política Fiscal, Jaime Carrera, consideró, en declaraciones a Notimundo que “ahora, más que nunca”, se requieren medidas de emergencia, como reducir costes salariales en unos 1.000 millones de dólares e incluso incrementar el IVA de 12 a 14 por ciento. EFE

 

Fuente: www.bbc.com