Ecuador aún no determina posición sobre cuestionadas elecciones regionales en Venezuela

683

El gobierno de Ecuador es “respetuoso” con Venezuela tras las cuestionadas elecciones regionales del domingo, declaró a la AFP la canciller María Fernanda Espionsa.

“Nosotros siempre somos más cuidadosos y respetuosos de las dinámicas internas de sus países, de su soberanía, de su autoderminación”, respondió al ser preguntada por los resultados de los comicios, en los que el chavismo ganó 18 de las 23 gobernaciones.

Espinosa aseguró sin embargo que todavía no ha determinado con el presidente Lenín Moreno “una posición nacional” sobre el tema.

Desde que se instaló en el poder en mayo, el gobierno de Lenín Moreno ha mostrado una postura tibia en relación al gobierno chavista, cada vez más aislado internacionalmente, en contraste con la de su antecesor y copartidario Rafael Correa, un enérgico defensor del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Sin referirse a ningún país en concreto, la canciller dijo que Ecuador ve “con preocupación” los cuestionamientos que algunos gobiernos han hecho a la victoria del gobierno de Maduro, desconocida por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Como siempre, repetimos lo mismo, vemos con preocupación algunos países que son los rectores de la democracia y determinan lo que está bien y lo que está mal, y que establecen además posibles cuestionamientos a los resultados electorales desde fuera”, declaró en el presidencial Palacio de Carondelet.

Cuestionamientos

Los resultados fueron cuestionados por Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y una docena de países de América Latina.

El llamado “Grupo de Lima”, crítico hacia el gobierno de Maduro e integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, exigió el martes una “auditoría independiente” de todo el proceso electoral venezolano.

Por su parte, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, que en los últimos meses ha sido blanco de las críticas de Maduro, planteó la celebración de unas elecciones generales en Venezuela, con una autoridad electoral “independiente” y “veedores extranjeros”