Dos grupos indígenas que apoyaron a Rafael Correa se unieron a la Conaie en las protestas

430

Quito –
Dos movimientos señalados como afines al gobierno de Rafael Correa confluyeron en la convocatoria que hizo la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) al paro por la eliminación de los subsidios a los combustibles.

Se trata del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), y la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocín), que desde el 2008 expresaron su apoyo a Correa.

Sus actuales líderes, Eustaquio Toala y Santos Villamar, respectivamente, plegaron a la protesta liderada por la Conaie, que, en cambio, rompió con el correísmo desde sus inicios.

Consejo de Administración Legislativa se reúne para derivar Ley urgente a Comisión
La jornada de paralización del 9 de octubre buscaba que el presidente Lenín Moreno derogue el Decreto 883.

Pero el 10 de octubre, ya se habló de derrocarlo; este pedido surgió tras la muerte de dos indígenas en el marco de las protestas.

El ágora de la Casa de la Cultura estaba llena de manifestantes, entre ellos integrantes de la Feine y la Fenocín.

“¡Nos duele en el alma y corazón, esto no vamos a perdonar porque están asesinando. Este Gobierno quiere matar de hambre al pueblo ecuatoriano. Hay que recordar a este Gobierno farsante que dice que es culpa de Correa, él (Lenín Moreno) era el vicepresidente, él, él. (…) Aquí hay un solo paquetazo, que se vaya el Gobierno a la casa”, gritaba Toala.

Manuel Chugchilán, otro exdirigente de la Feine, expresaba: “No volvamos a pedir diálogo. Son asesinos, si quieren asesinar, la ministra (de Gobierno, María Paula Romo) que venga a retirar a los policías (que fueron retenidos), a ver si viene. La ministra dice que no pasa nada. Que está en paz, tranquilidad, queremos que se vaya esa gente…”.

A Villamar, de la Fenocín, no se lo vio en la tarima ese día.

Esto pasaba en medio de la sorpresa de dirigentes ‘históricos’ de la Conaie.

La exlegisladora de PK Lourdes Tibán contó que vio a “gente de Pedro de la Cruz” en el ágora que le increpaba por no gritar que se vaya el Gobierno.

De la Cruz es un líder histórico de la Fenocín participó en marchas de apoyo a Correa. Fue asambleísta constituyente, legislador y parlamentario andino por Alianza PAIS (AP).

Villamar, actual presidente de la Fenocín, dice que más que ser “correísta o morenista, la Fenocín siempre ha estado a favor de un proyecto de país”.

Aseguró que ellos “jamás” pidieron que se vaya el Gobierno, sino que se “baje el decreto”.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, reconoce que había “frentes” que no sabe quiénes los lideraban; y cuando “hablamos de infiltración es que había gente que no es de nuestra estructura, que cogía el micrófono y decía cualquier cosa”.

Aseveró que con los otros grupos indígenas no tienen relación a nivel de dirigencias nacionales, aunque sí en las provincias. Por ejemplo, en Tungurahua le pidieron que haga una rueda de prensa con la Feine y Fenocín, pero él se negó.

“Sí había gente que intentó que haya esa pelea de que tumbemos al Gobierno… pero de lo que vimos los muertos, heridos, eso levantó los ánimos”, reconoció Vargas.

A nosotros nos gusta el diálogo, jamás hemos estado a favor de la violencia. Que haya habido gente que quiso dañar la marcha, habrá habido, pero nosotros no salimos como vandalismo”. -Santos Villamar, presidente de la Fenocin

 

Fuente: www.eluniverso.com