Diez llaves al mundo de Galileo

579

Estas líneas no son parte de una obra de ficción, sino el comienzo de clic una serie periodística sobre un derrame de crudo en EE.UU. que ganó uno de los Premios Pulitzer 2013.

El uso de técnicas narrativas, gráficos interactivos, grandes bases de datos y hasta historietas son algunos de los recursos utilizados en forma cada vez más creativa en un arte cada vez más relevante: el periodismo científico.

Nanotubos de carbono, gas esquisto, nuevos mapas del cerebro, impresoras 3D, minidrones, y cambio climático. Los temas sobran, pero ¿cuál es el rol y la responsabilidad de los periodistas?

En BBC Mundo queremos compartir con ustedes algunas de las tendencias innovadoras y cuestionamientos presentados en el octavo clic Congreso Mundial sobre Periodismo Científico, que tuvo lugar recientemente en Helsinki y al que pudimos asistir.

Alfileres de oro entre pajares de datos

¿Cómo derivar historias de entre montañas de números? Con bases de datos cada vez mayores y más disponibles, muchos sitios emplean ya expertos en estadística.

Un buen ejemplo es ProPublica en Estados Unidos.

Cuando el gobierno divulgó los resultados de 300.000 inspecciones a hogares de ancianos en todo el país durante los últimos tres años, ProPublica transformó esa gigantesca cantidad de datos en una nota con clic herramientas de búsqueda interactiva, permitiendo a los lectores investigar cualquier hogar en cualquier localidad de su interés.

Y el público puede generar información. En China algunos lectores colocaron en sus bicicletas dispositivos para medir la contaminación, alimentando una base online de monitoreo.

Bolsillos colectivos o crowdfunding

¿Sobran las ideas pero falta el dinero? Los sitios que permiten recaudar donaciones en internet son cada vez más usados para financiar proyectos de periodismo.

Un ejemplo es clic Matter, que publica notas de investigación de formato largo en ciencia y tecnología y fue lanzado tras una campaña en el sitio Kickstarter para obtener US$50.000.

El público respondió con US$140.000.

Apelar a los sentidos

¿Cómo atrapar con el primer párrafo de un reportaje de ciencia?

El consejo de la bloguera y autora clic Maryn McKenna es recurrir a "lo sensorial", como el primer párrafo del reportaje premiado por el Pulitzer con el que comienza este blog.

Otros hablan de narrar acciones y personalizar, como en el caso de John LaForge. ¿Puede la noticia de un descubrimiento ser transformada en la historia personal de su autor?

"Mutuales" de blogs

El diario británico The Guardian decidió "mutualizar" algunos de sus blogs de ciencia, es decir, aprovechar el talento de quienes normalmente serían sólo lectores.

La red de blogs de clic ciencia y clic medio ambiente incluye entre sus autores a una estudiante y varios científicos expertos en diferentes áreas, que son remunerados con un porcentaje de los anuncios que atraen sus textos.

Blogueros en plataformas

National Geographic decidió dar en su sitio espacio a una red de blogs llamada clic Phenomena, que incluye a cuatro prestigiosos blogueros.

La revista Wired y Scientific American también albergan redes, con blogs tan diversos que hablan de ciencia a través de gráficos, clic historietas y hasta cubren clic evolución con hip hop. Muchos de estos blogs son agregados en sitios como scienceseeker.org o scienceblogging.org

Química para los que "odian" la química

La periodista clic Deborah Blum encontró una forma de combatir la "quimicafobia" de muchos lectores: mezclar en sus libros y blogs las sustancias químicas con historia de la ciencia, mentes criminales y asesinatos.

En su "Manual para envenenadores", Blum cuenta la historia del uso de sustancias como arsénico para cometer crímenes antes de la creación de los laboratorios forenses.

¿Qué podía deducir a inicios del siglo pasado un investigador ante el cadáver pálido de una mujer con clic exceso de dióxido de carbono en su sangre?

¿Quién está detrás de la información?

Desde reportes sobre tabaco a estudios sobre evolución o cambio climático, la información es producida a veces por instituciones financiadas con intereses muy específicos pero nada transparentes.

Es preciso aclarar esas afiliaciones.

El tema surgió durante un debate entre periodistas, incluyendo profesionales de América Latina, que se refirieron a las presiones (e invitaciones) en algunos casos en su trabajo, por ejemplo, del lobby de la industria tabacalera.

¡Ojo con la incertidumbre!

En septiembre el Panel Intergubernamental de Cambio Climático publicará la primera parte de su esperado nuevo informe, y seguramente habrá referencias a fenómenos climáticos "muy probables" o "probables". ­