Cómo puedes prevenir que te clonen la tarjeta bancaria y te roben tus datos

0
64

Uno de los fraudes más comunes con nuestras tarjetas de crédito es el robo de datos que permite a los delincuentes pagar en comercios o extraer dinero de nuestra cuenta.

A menudo lo hacen sin que nos demos cuenta hasta que vemos el saldo del banco a cero o cargos por servicios que no hemos comprado.

El objetivo de los delincuentes es obtener el PIN y el número de la tarjeta. Con esos dos elementos, el abanico de posibilidades de fraude es amplio.

Hay distintas formas de clonarlas.

Para una de ellas, la menos sofisticada, solo necesitan una cámara que grabe nuestro PIN cuando lo introducimos y un dispositivo llamado skimmer que lee la banda magnética.

A través de un computador, los ladrones vuelcan tus datos a una tarjeta vacía.

Los cajeros automáticos son los sitios idóneos para instalar estos equipos, que con la llegada de cámaras y lectores más finos y pequeños son más difíciles de detectar.

¿Cómo podemos prevenir que nos pase?
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros de México (Condusef), tiene algunos consejos para prevenir que nos roben nuestra información bancaria.

Parece sencillo pero con las prisas a menudo se olvida que solo con tapar connuestra mano el teclado del cajero mientras introducimos el PIN, a los ladrones les faltará la mitad de la información que necesitan.

Si solo tienen los datos de la banda magnética no podrán hacer nada.

Además, nunca deberíamos aceptar la ayuda de un extraño ni olvidar recoger la tarjeta al finalizar la operación.

“Si prefieres tirar a la basura tu comprobante, sólo recuerda romperlo lo suficiente para que tus datos no sean claros”, dice el organismo.

Por último, si el cajero se traga la tarjeta, no te vayas. Quédate en el lugar y reporta inmediatamente la pérdida.

Ten a mano el número de teléfono de tu banco para anular la tarjeta siempre que te sientas expuesto a alguno de estos riesgos.

Muchos expertos coinciden que los cajeros más seguros son los que se encuentran dentro de las entidades bancarias, pues son los que se revisan con más frecuencia para controlar que no se han instalado dispositivos de fraude.

Máquinas falsas
Otro punto caliente son las tiendas, restaurantes y gasolineras.

Aunque sea difícil de creer un lector de banda magnética puede esconderse en una mano.

Alguien deshonesto dentro del personal de el negocio, puede clonar tu tarjeta y esperar tranquilamente a mirar cuál es el PIN que introduces al pagar la cuenta.

Ya tiene todo lo que necesita.

Por eso, “es muy importante que nunca pierdas de vista tu tarjeta”, dicen los expertos de Condusef.

No dejes que se la lleven con ningún pretexto lejos de tu alcance y, si puedes, sostén con tu propia mano la máquina para pagar.

Algo más difícil de evitar es cuando es el lector TPV el que está adulterado.

Es decir es un dispositivo de cobro falso, no oficial.

“Si sospechas esto ingresa una clave errónea. Si la compra es aceptada, el dispositivo está clonando tu tarjeta y deberías avisar de inmediato a la policía”, explica el Servicio Nacional de Seguridad de Chile.

Pero al pagar en comercios, lo que de verdad no se puede clonar es tu teléfono.

El pago a través del celular es uno de los más seguros y está cada vez más extendido.

Permite sincronizar tus tarjetas de crédito y tener acceso a ellas cuando lo necesites.

Como explica Ana Santos, responsable del área de menores y ciudadanos de INCIBE, en España, “con el móvil, si lo configuras adecuadamente, es probable que tengas que introducir la clave o la huella dactilar para desbloquearlo”.

“Ahí ya te proteges un poco más” porque es un paso previo a abrir la aplicación de tu banco que guarda tu tarjeta.

Otras formas para evitar que nos roben es pedirle al banco que desactive el pago por contactless, es decir la lectura inalámbrica.

O que la tarjeta no realice pagos en el extranjero o configurar nuestra cuenta para que cada vez que se haga un pago nos llegue un mensaje al celular.

Fundas, inhibidores o carteras de aluminio pueden ser otra opción barata para proteger nuestra tarjeta.

En internet
Los expertos en ciberseguridad advierten que en internet los enlaces maliciosos son la manera más común con la que los delincuentes intentan robarnos nuestros datos financieros.

A través de un mail nos envían una promoción a una conocida tienda. Puede ser un regalo, un gran descuento o una promoción.

El correo parece muy convincente.

Al seguir ese enlace iremos a una tienda suplantada, no la legítima, en la que al intentar comprar somos nosotros mismos quienes introduciremos nuestros datos.

“La forma de evitar esto es introducir el nombre completo de la tienda a la que quieres ir en el navegador y no seguir ningún enlace”, afirma Santos.

Peligros en páginas porno
Por su parte, el servicio Nacional de Seguridad de Chile recomienda “no ingresar los números de tarjeta de crédito en páginas web con contenido sexual, que tienencomo pretexto comprobar la mayoría de edad“.

Es en estas páginas donde acechan gran parte de las ciberamenazas.

Las entidades bancarias recomiendan revisar periódicamente los movimientos de la cuenta corriente y el extracto mensual.

De esta manera lograremos detectar si nuestra tarjeta está siendo usada de manera fraudulenta.

Fuente: www.bbc.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here