¿Cómo proteger a las morsas rusas?

377

Una expedición de biólogos viajó al mar de Láptev para averiguar si las morsas y osos polares que habitan la región ártica rusa necesitan especial protección medioambiental.

Daniel Sandford, corresponsal de la BBC en Moscú, se unió a la misión científica organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), para investigar cuáles son los peligros que la actividad humana implica para esta región de prístinos hábitats y qué se puede hacer para proteger su vida silvestre.

¿Pero cuáles son las amenazas? Rusia planea explotar a gran escala los depósitos de gas y petróleo en el Océano Ártico, cerca de su costa norte.

Los científicos temen que la explotación petrolera en el ártico ruso afecte a morsas y osos polares.

"Se estima que el 20% de los depósitos petrolíferos globales sin descubrir se encuentran en los mares árticos rusos", dice Alexev Piskarev, autor del libro "El potencial energético de los mares árticos rusos", al periodista de la BBC.

Y las exploraciones ya han comenzado, también en el mar de Láptev. Aquí el agua es poco profunda, lo que hace que la perforación en busca de combustible sea más fácil. Pero esta tarea podría aterrorizar a los sensibles osos y morsas, y alterar su abastecimiento de alimento.

Además, el cambio climático ha causado una reducción drástica de la capa de hielo ártica en los últimos veranos, lo que significa que tanto osos como morsas deben pasar más tiempo en tierra.

Pero hay más. Menos hielo ártico también significa nuevas rutas de transporte marítimo. Según reporta Sandford, Rusia está promocionando la ruta marítima del Norte, que acorta el viaje desde China a Europa en dos semanas.

Y esto también puede afectar el frágil ecosistema: más de 400 barcos harán este viaje este año, en comparación con los cuatro que lo hicieron en 2010.

Es una de las pocas zonas salvajes que quedan en el mundo, dice Sandford, pero la industria moderna ya ha comenzado a invadirla.

¿Quién vive en la península de Taimyr?

El buey almizclero fue reintroducido en Taimyr después de haberse extinguido.

Este es el pedazo de tierra ligado al continente más al norte del mundo, en un extremo de Siberia.

Gran parte de la península de Taimyr está formada por la tundra ártica, con el permafrost o capa helada por debajo de la superficie.

Taimyr sirve como criadero a gran número de ánades y aves zancudas, que viajan miles de kilómetros al norte para alimentarse en su hermoso y aislado paisaje cada verano.

El buey almizclero se extinguió en este lugar, pero fue reintroducido a partir de poblaciones de Alaska y Canadá en los años 70.

También hay millones de renos salvajes, una gran población de zorros árticos y búhos blancos o nivales.

Los renos salvajes forman parte de la fauna de esta zona.

Las morsas siempre han venido a las costas de Taimyr. Pero a medida que el hielo marino se retrae hacia el norte, cada verano, aparentemente, más animales se quedan en tierra.

De acuerdo a las observaciones de los científicos en esta expedición, hay un número importante de osos polares. Pero poco se sabe de ellos.

De hecho, explica el periodista de la BBC, aquí se han hecho muy pocas investigaciones científicas.

Dos probables enormes áreas de exploración en busca de gas y petróleo bordean la península: el mar de Kara al oeste y el mar de Láptev al este.

Y a medida que el tráfico marítimo aumenta en el ártico ruso, el mayor cuello de botella de esta ruta se ubica en la punta norte de Taimyr, en el Cabo Chelyuskin.

Gran parte de las investigaciones de la Expedición Laptev 2013 se han realizado en la Bahía Maria Pronchishcheva Bay, en la costa oriental.

Los osos polares

Por el calentamiento global, los osos polares pasan más tiempo en tierra.

Como parte de la expedición, Geoff York, experto en osos polares del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), recolectó muestras de pelo y heces que serán sometidas a análisis de ADN.

Los biólogos quieren saber si los osos del mar Laptev son únicos. Si es así, podrían necesitar protección especial.

Se estima que hay entre 20.000 y 25.000 osos polares en todo el mundo.

También se calcula que la población aumentó después del Acuerdo para la Conservación de los Osos Polares de 1973. Pero los científicos creen que está disminuyendo nuevamente en algunas áreas a causa del cambio climático.

Es el más grande de los osos. Pesa hasta 800kg y cuando se para en sus patas traseras puede medir más de cuatro metros de alto. Pueden correr a 50km/h en distancias cortas, y puede nadar hasta 600km cuando no hay hielo.

Se alimenta principalmente de focas oceladas o anilladas, pero caza muchos otros mamíferos marinos, incluidas las morsas y las belugas. También come pescados.

Está más cómodo sobre el hielo marino, donde puede cazar focas más fácilmente. Pero debido al retraimiento del hielo ártico los osos deben pasar más tiempo en tierra durante los veranos.