Borbón se alista para encuentro por Papá Roncón

0
58

Esmeraldas –
La parroquia Borbón, del cantón Eloy Alfaro, norte de la provincia de Esmeraldas, se viste de gala por el homenaje que se le brindará a su ícono cultural Guillermo Ayoví Erazo, más conocido como Papá Roncón.

Grupos, artistas y gestores culturales se han unido para este décimo segundo que lleva su nombre. La jornada será mañana en el coliseo deportivo de Borbón, a partir de las 20:00.

“Los objetivos principales de este festival son revitalizar las manifestaciones culturales latinoamericanas, en el marco del decenio de los afrodescendientes, y a la vez rendirle un homenaje permanente al maestro Guillermo Ayoví”, detalla Andrés Ayoví, coordinador.

En el acto participan grupos como Al Son de la Marimba de Borbón; Marimba, Coco y Miel, de Timbiré; Niños de Colores, de Limones; Cuero, Son y Pambil, de Esmeraldas; Anhoa, de Guayaquil; Fundación Cultural Azúcar, de Quito; Academia de la Salsa Pioneros del Ritmo, de Cali, Colombia, y el maestro decimero Milciades Quintero, de la parroquia Maldonado.

Guillermo Ayoví Erazo o Papá Roncón nació en el recinto Canta Rana, frente a la parroquia Borbón, norte de Esmeraldas, el 10 de noviembre de 1930. Sigue residiendo en su pueblo natal, pero un poco alejado de presentaciones, por su edad.

En la planta baja de su casa de dos pisos están sus instrumentos estrellas como tambores, cununos, guazá, palos de lluvia y marimbas, que sirven a sus músicos y cantores.

Frente a su vivienda tiene un taller para hacer las marimbas de chonta, caña y madera. Es el fundador de la escuela de cultura tradicional La Catanga, donde desde 1981 niños y adolescentes aprendieron a bailar, cantar y tocar instrumentos.

Varios de sus pupilos dirigen hoy grupos o son gestores culturales en Esmeraldas, Quito, Guayaquil…

Papá Roncón recuerda que aprendió a tocar la marimba a temprana edad con indígenas chachis. “La marimba fue la que nos soltó de las cadenas de la esclavitud al pueblo afro”, dice.

Quiere que su legado continúe con las nuevas generaciones. Empezó a darse a conocer en 1970, en su pueblo Borbón y en otras localidades de Esmeraldas. Su arte lo llevó con giras a países como Estados Unidos, Venezuela, Colombia y Japón.

En 2001 recibió el Premio Eugenio Espejo por su contribución a la cultura ecuatoriana, con la práctica y la enseñanza de la marimba y de bailes tradicionales. También ha dirigido películas y documentales. A la cubana Celia Cruz le compuso un ritmo musical salsero y al escritor esmeraldeño Nelson Estupiñán, un pasacalle.

En Borbón lo conocen como Papá Roncón. Aquel apelativo nació en los años 40 cuando su papá lo mandaba a vender pescado en un canasto. Y él, a viva voz, pregonaba el nombre de un pez llamado roncador. Ahí, un amigo le puso roncador y luego roncón. Y lo de papá provino en su adolescencia, cuando conoció a Luis Perlaza (Papá Lucho), un capataz que llegaba a Borbón a comerciar productos de fincas ribereñas.

Cuando Perlaza falleció, le pidieron que asumiera la jefatura de las cuadrillas de obreros y desde ahí lo conocen hasta hoy como Papá Roncón.

Desde hace unos 60 años está casado con Martha Grismalda Caicedo. Tiene 10 hijos, 24 nietos y 9 bisnietos.

49 años en la escena cultural y musical tiene Papá Roncón, difusor de la música afroecuatoriana y de sus instrumentos. (F)

 

Fuente: www.eluniverso.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here