Así se eligió el 26 de noviembre como Día del Himno Nacional del Ecuador

0
84

Compuesto por 52 versos en un coro y seis estrofas, Ecuador recuerda hoy el Día del Himno Nacional. Su letra despierta orgullo entre quien las canta y pese a no haberse establecido un ranking oficial, durante muchos años repetíamos que era uno de los mejores del mundo tras la Marsellesa (de Francia).

En 1965, la Junta Militar del Gobierno compuesta por Ramón Castro Jijón, Luis Cabrera Sevilla y Guillermo Freile Posso fijó el 26 de noviembre como Día del Himno Nacional por conmemorarse el centenario de su creación.

Como se conoce, en 1865 Juan León Mera recibió la solicitud de escribir la letra del himno, esto tras los intentos fallidos de otros autores como José Joaquín de Olmedo. En ese tiempo Mera se desempeñaba como secretario del Senado. La versión completa se publicó en un semanario de la época y hubo algunas críticas por la letra.

La letra fue enviada al francés Antonio Neumane, quien vivía en Guayaquil, para que finalmente se entregara al Congreso que aprobó la música. Tras desacuerdos aún en la letra, el 29 de septiembre de 1948, el Congreso Nacional declaró el himno como oficial e intangible la composición de Mera.

En marzo de 1977, la Junta Militar presidida por Alfredo Poveda dispuso la supresión varias estrofas para hacerlo menos extenso y de fácil interpretación para los ciudadanos. Es por esto que solo se canta el coro y la primera estrofa.

En 2001 se publicó en el Registro Oficial la resolución del Congreso que declaraba la oficialidad e intangibilidad de la música y letra del himno, con la tonalidad de mi mayor en la introducción, el coro, la estrofa y el coro. En 2008, mediante resolución administrativa, el Instituto de Patrimonio Cultural incluyó al Himno en la lista de patrimonios inmateriales del país.

Cómo se debe cantar el himno

-Debe ser interpretado en actos con contenido educativo, académico, cultural o patriótico.

-La persona debe ponerse en posición firme, si desea puede colocar la mano derecha a la altura del corazón.

-En concentraciones masivas se debe tener el debido respeto, conservar la postura, quitarse gorras y sombreros y ponerse de pie.

-Al finalizar la interpretación no se debe aplaudir.

Letra completa del himno nacional

CORO

¡Salve oh Patria, mil veces! ¡O Patria!

Gloria a ti! Ya tu pecho rebosa

gozo y paz y tu frente radiosa

más que el sol contemplamos lucir.

Primera estrofa

Indignados tus hijos del yugo

que le impuso la ibérica audacia,

de la injusta y horrenda desgracia

que pesaba fatal sobre ti,

santa voz a los cielos alzaron,

voz de noble y sin par juramento,

de vengarte del monstruo sangriento,

de romper este yugo servil.

[Coro]

Segunda estrofa

Los primeros los hijos del suelo

que soberbio el Pichincha decora

te aclamaron por siempre señora

y vertieron su sangre por ti.

Dios miró y aceptó el holocausto,

y esa sangre fue germen fecundo

de otros héroes que, atónito, el mundo

vio en su torno a millares surgir.

[Coro]

Tercera estrofa

De estos héroes al brazo de hierro

nada tuvo invencible la tierra,

y del valle a la altísima sierra

se escuchaba el fragor de la lid; tras la lid la victoria volaba,

libertad tras el triunfo venía,

y al león destrozado se oía

de impotencia y despecho rugir.

[Coro]

Cuarta estrofa

Cedió al fin la fiereza española,

y hoy, oh Patria, tu libre existencia

es la noble y magnífica herencia

que nos dio, el heroísmo feliz:

de las manos paternas la hubimos,

nadie intente arrancárnosla ahora,

ni nuestra ira excitar vengadora

quiera, necio o audaz, contra sí.

[Coro]

Quinta estrofa

Nadie, oh patria, lo intente. Las sombras

de tus héroes gloriosos nos miran,

y el valor y el orgullo que inspiran

son augurios de triunfo por ti.

Venga el hierro y el plomo fulmíneo,

que a la idea de la guerra y venganza

se despierte la heroica pujanza

que hizo al fiero español sucumbir.

[Coro]

Sexta estrofa

Y si nuevas cadenas prepara

la injusticia de bárbara suerte

¡gran Pichincha! prevén tu la muerte

de la Patria y sus hijos al fin;

hunde al punto en tus hondas entrañas

cuanto existe en tu tierra: el tirano

huelle sólo cenizas, y en vano

busque rastro de ser junto a ti. (I)

 

Fuente: www.eluniverso.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here