Accidente de Ethiopian Airlines: los pilotos siguieron “repetidamente” las recomendaciones de la compañía, pero no funcionaron

0
24

Los pilotos del vuelo de Ethiopian Airlines que se estrelló el pasado 10 de marzo dejando 157 muertos siguieron “repetidamente” los procedimientos de seguridad recomendados por Boeing, pero no pudieron desactivar el software de control automatizado que hizo descender al avión.

Esa es la principal conclusión del primer informe oficial de la investigación del desastre encargado por las autoridades etíopes.

Pese a sus esfuerzos, los pilotos “no fueron capaces de controlar la aeronave“, dijo la ministra de Transporte de Etiopía, Dagmawit Moges.

El vuelo ET302 se precipitó seis minutos después de haber despegado de la capital de ese país, Adís Abeba. Todos sus ocupantes fallecieron.

Fue el segundo accidente de un Boeing 737 Max en cinco meses, ya que en octubre del año pasado, el vuelo JT 610 de Lion Air cayó al mar cerca de Indonesia, dejando un saldo de 189 muertos.

Horas después de divulgarse este informe, Boeing reconoció que el mismo fallo técnico pudo afectar a los dos aviones accidentados.

En un comunicado, el consejero delegado de Boeing, Dennis Muilenburg, señaló que “es aparente que en ambos vuelos” el sistema de control conocido como MCAS se activó en respuesta a una

La ministra de Transportes etíope aseguró que “la tripulación realizó todos los procedimientos repetidamente [que habían sido] provistos por el fabricante pero no fue capaz de controlar la aeronave”.

El director ejecutivo de Ethiopian Airlines, Tewolde GebreMariam, aseguró que estaba “muy orgulloso” del “alto nivel de profesionalidad” de los pilotos.

“Fue muy desafortunado que no pudieran recuperar el avión por la persistencia de la caída en picado”, dijo la aerolínea en un comunicado.

¿Sistema con fallos?
Los investigadores se centran ahora en el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS por sus siglas en inglés) diseñado por Boeing para evitar que el Max 737 se cale.

Este software entra en acción cuando los sensores que hay en la punta delantera de la aeronave detectan que esta está subiendo a un ángulo demasiado empinado.

La investigación preliminar del vuelo de Lion Air sugería que este sistema había fallado y forzado al avión a una posición en picado más de 20 veces antes de que este cayera en el mar. Un sensor defectuoso de la aeronave lo había activado sin que el piloto lo supiera.

Boeing intenta mejorar el MCAS desde ese primer accidente. La compañía aseguró que este sistema puede desactivarse para que los pilotos recuperen el control del avión si ven que hay algún problema.

Pero la información dada por las autoridades etíopes sugieren que los pilotos no pudieron recuperar el control pese a haber seguido las recomendaciones del fabricante.

Boeing tiene planes de instalar un sistema de advertencia extra en todos sus 737 Max, algo que antes era una función añadida de seguridad opcional. También está revisando la formación que da a los pilotos para “mejorar su entendimiento del Max 737” y los procedimientos que debe seguir la tripulación.

La firma sostiene que estas mejoras no son una admisión de que el MCAS haya causado los accidentes.

Análisis: ¿Qué significa este informe para Boeing?
Por Tom Burridge, corresponsal de transporte de la BBC

Dos accidentes, con cinco meses de diferencia y un total de 346 personas muertas.

Los dos informes preliminares sugieren que el nuevo diseño del 737 Max 8 falló, forzando a estos aviones de una y otra vez a una posición de picado.

Se puso una denuncia, pero es probable que lleguen más.

El sufrimiento de quienes perdieron a sus seres queridos no se puede cuantificar. El saldo comercial del fabricante y el daño a su reputación, a estas alturas, tampoco.

Centenares de aviones 737 Max están en tierra en todo el mundo. Miles de órdenes están, por el momento, congeladas y algunas incluso peligran.

El Max era la respuesta de Boeing al A320 de Airbus: una aeronave de un solo pasillo y combustible de corto recorrido.

Pero, según un experimentado piloto 737, el nuevo sistema anticalado, que se añadió a los aviones y contribuyó a ambos accidentes, era “defectuoso”.

Boeing está trabajando para arreglarlo. Necesita que su modelo sea certificado como seguro y que vuelva al aire lo antes posible.

Fuente: www.bbc.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here