Las impactantes imágenes del enorme incendio en el sur de California que han obligado a evacuar a miles de personas

0
33

Unos 27.000 habitantes del sur de California debieron dejar sus casas en el medio de la noche debido a un incendio que se esparce velozmente por esa región de Estados Unidos.
Miles de casas fueron evacuadas de manera obligatoria en las ciudades de Ventura y Santa Paula, a unos 115 kilómetros al norte de Los Ángeles.
Los bomberos advirtieron que el fuego se mueve tan rápido que no están pudiendo contenerlo.
Se cree que el fuego comenzó este lunes cerca de las 18:00 horas locales (02:00 GMT) en un área cercana al Thomas Aquinas College en Santa Paula.
Debido a los fuertes vientos -de unos 115 kilómetros por hora- las llamas ya arrasaron con 12.500 hectáreas en pocas horas.

Decenas de construcciones han sido arrasadas por el fuego, principalmente en el condado Ventura.
Mapa de las ciudades afectadas por los incendios.
Una persona falleció en un accidente de tráfico mientras intentaba huir del fuego y un bombero resultó herido, según informaron las autoridades.
También indicaron que hasta ahora 150 estructuras fueron destruidas y más de 260.000 personas se quedaron sin suministro eléctrico.
Unos 500 bomberos trabajaron toda la noche del lunes para intentar contener el siniestro pero las autoridades reconocen que están luchando una batalla perdida.

Casi 30.000 personas han sido evacuadas en las últimas horas ante la amenaza de los incendios.
“Las perspectivas no son buenas. En realidad la que decidirá será la Madre Naturaleza”, señaló a la prensa el jefe de bomberos del Condado de Ventura, Mark Lorenzen.
Los habitantes de Santa Paula y Ventura recibieron avisos de evacuación obligatoria a través de sus celulares y por personal de emergencia que avisó casa por casa.

El fuego se ha extendido por las montañas del suroeste de California, pero ya están alcanzando algunas poblaciones.

Varios vehículos fueron consumidos por las llamas cerca de Santa Paula, California.
“Mi hijo es bombero y no me voy quedar sentada esperando a que alguien me rescate”, le dijo a la cadena CBS June Byrum, quien afirmó que su padre de 91 años, su marido y su perro ya habían partido a un lugar seguro.

El estado de California ya había sufrido fuertes incendios en meses recientes.
En octubre pasado al menos 40 personas perdieron la vida cuando el fuego arrasó con zonas de viñedos en el norte de California y unas 10.000 estructuras fueron destruidas.

Las poblaciones afectadas también han perdido el suministro eléctrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here